26 de septiembre de 2012

Esculturas de reyes españoles


Encargó Fernando VI un centenar de esculturas de los reyes españoles para colocarlas en las cornisas del Palacio Real, pero  el arquitecto Sabatini aconsejó a su hermano Carlos III, que fue quien le sucedió, que no se colocaran en Palacio porque no lo iban a embellecer sino todo lo contrario.  Así que la solución fue diseminarlas por las plazas y jardines de Madrid y de otras ciudades españolas con su aspecto tosco, pues no se olvide que estaban previstas para verlas de lejos sobre las cornisas de palacio.
Para muestra, he aquí a  la reina castellana Doña Berenguela, representada con una amplia bocamanga, la que además de ser una buena reina  según se dice, fue también nada menos que madre del rey Fernando III que  dedicó su reinado casi por completo a la reconquista del Andalus mientras su madre administraba su reino. Y he aquí también a doña Urraca a la que el escultor representa con tres trenzas.  Y las cosas de la vida, después de cientos de años deambulando por Madrid estas reinas castellanas, que yo sepa, no crearon moda ni en lo de  las amplias bocamangas ni en lo de las tres trenzas.

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous Manuela said...

Me voy a hacer y tres trenzas a ver que tal.

29/11/12 7:20 p. m.  
Blogger Jose Ramon Calzado Lopez said...

Pues seguro que estarás muy guapa

31/3/13 7:38 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home